El primer Simposio internacional de Benedictinas, Roma, 1987

El primer Simposio internacional de Benedictinas, con 40 representantes de Monjas y Hermanas Benedictinas, tuvo lugar en octubre en la Casa General de las Benedictinas Misioneras de Tutzing en Roma. La variedad de las Comunidades Benedictinas femeninas es grande, y no solamente a nivel cultural. Según las circunstancias históricas y canónicas, las Comunidades de Monjas o Hermanas desarrollaron formas de vida muy diferentes. Entre ellas son muy independientes y variadas, sin tener ninguna institución que las represente a todas juntas. Sin embargo, mientras se iba uniendo el mundo, también las Benedictinas percibieron la necesidad de buscar nuevas formas de intercambio y cooperación. Este proceso fue posible gracias al coraje y a la confianza de muchas de ellas así como al apoyo de los respectivos Abades Primados de la Orden Benedictina en Roma. Sabían que si nos atrevemos a aceptar con delicadeza tanto el desafío como el enriquecimiento de los encuentros, crece el Reino de Dios entre nosotros y también en nuestro mundo. En el 1987, las Benedictinas emprendieron juntas este camino hacia una mayor comunión.